fbpx >

Tratamientos de la piel para anticiparse a la primavera

Se trata de rutinas para hacer en casa y que no hacen necesario acudir a consultorios dermatológicos. ¡Cuidá tu piel!

En esta época del año los pensamientos se anticipan  y están puestos en la primavera y en el verano. Cuando los abrigos empiezan a quedar en casa, la piel comienza a mostrarse más y por ende queda también más expuesta. Por eso, no sólo para verse bien sino también por salud, es necesario cambiar algunos hábitos e incorporar rutinas que le hagan bien a la piel de todo tu organismo.

Durante la primavera hay que dejar de lado los procedimientos más severos (no se pueden aplicar láseres o realizar los peelings más agresivos). Por eso, un buen comienzo es intentar recuperar la salud de la piel, que puede haber quedado en un segundo plano durante la época de frío, pero que ahora deberá estar fortalecida para enfrentarse al sol y linda para mostrarse más que antes.

1- Tener cuidado

Quizás decir esto parezca una obviedad. Sin embargo, con la piel se debe ser más que cuidadoso. No usar lociones limpiadoras o exfoliantes faciales con mucha cantidad de ácido, por ejemplo, porque la resecan demasiado. Lo que hay que hacer es elegir con atención los productos más adecuados para cada tipo de piel y, siempre que se pueda, optar por soluciones naturales.

2- Lavar el rostro con miel

La miel es un ingrediente natural muy efectivo para la belleza de la piel, así que en lugar de utilizar una loción limpiadora o agua y jabón especial para quitar las impurezas, tomar un frasco de miel y aplicar un poco de ella en el rostro. Con esto la piel queda naturalmente limpia y suave.

3- Enjuagar el rostro con agua fría

Para comenzar el día hay que lavarse la cara con agua fría. La temperatura baja no solo es la más indicada para despabilar rápidamente sino también para promover una mejor humectación en la piel y cerrar los poros. El agua caliente tiene el efecto contrario: la vuelve más seca y escamosa.

4- Secarse con una toalla suave

Así como en el primero de los ítems hay que tener cuidado con la piel: al terminar el enjuague, no se debe frotar el rostro de manera fuerte y brusca contra la toalla. La piel de la cara es muy sensible; así que apenas debe apoyarse la toalla y luego dejar que se seque naturalmente. Es necesario también recordar la higiene de la tela, ya que allí también se acumulan agentes contaminantes, gérmenes y bacterias que pueden afectar a la piel.

5- Usar aceites vegetales

Otros ingredientes naturales fantásticos para tener una piel sana son los aceites vegetales, como el de almendras, el de rosa mosqueta, de coco, u oliva. Estos productos hidratan, limpian y suavizan de manera inofensiva, natural y, por supuesto, económica.

6- Consumir frutas y verduras

Nada mejor para la piel y la salud en general que un licuado de frutas y verduras repleto de nutrientes y antioxidantes. Lo recomendable es beber algún licuado de frutas y verduras cada dos días. Una opción puede ser una mezcla de jugo de manzana, zanahoria y pimientos rojos.

Las frutas y las verduras son los alimentos más sanos. Ellos aportan las vitaminas, minerales y antioxidantes necesarios para la salud y también para la belleza, pues lo que se come tiene efecto en la apariencia. Consumir varias porciones de frutas y vegetales al día, integrarlos al desayuno o merienda o consumirlos como snacks entre comidas. Tampoco hay que olvidar tomar 2 litros de agua diarios. Esto contribuye a una piel más luminosa e hidratada.

7- Moverse

El ejercicio es uno de los mejores hábitos para tener una mejor salud, un peso equilibrado y, ¡una piel hermosa! Porque al transpirar se liberan toxinas y se oxigenan las células. No solamente el gimnasio es ejercicio, sino que también lo son caminar, correr, andar en bicicleta, practicar algún deporte. La clave es poner el cuerpo en movimiento, quemar calorías, liberar tensiones y sobre todo transpirar.

8- Cepillar la piel en seco

Este es un hábito de belleza ideal para tener una piel radiante de adentro hacia afuera, porque básicamente se elimina de esta forma la piel seca y muerta, incrementa la circulación y drenaje de los ganglios linfáticos y esto sirve para prevenir la celulitis. Antes del baño, cepillar la piel desde los pies hasta el pecho con un cepillo especial que puede encontrarse en cualquier tienda y hasta la farmacia más cercana.

Fuente: imujer.com

Los comentarios están cerrados.