fbpx

¿Sabés por qué los médicos recomiendan consumir Omega 3?

De acuerdo a los especialistas es fundamental para la salud y recuperación del corazón, ésta es la razón por la que deberías consumir pescados azules al menos una vez por semana.

Un consumo elevado y sostenido durante 6 meses de ácidos grasos Omega 3  mejora la función cardíaca y  ayuda a la recuperación del corazón tras un infarto. Puede encontrarse en pescados de aguas profundas, llamados “pescados azules” como  Caballa, Salmón, Bacalao, Atún fresco. Pero si bien estos son beneficiosos existen numerosas evidencias científicas que han comprobado una alta concentración de tóxicos y de mercurio en los mismos.

Cuanto más omega 3 aportemos mejor será para nuestro corazón, la clave está en la fuente de donde se obtiene. Si bien la necesidad de Omega 3 es diaria, no se recomienda consumir estos pescados  más de 2 o 3 veces por semana debido a su posible contaminación.

Otra fuente de Omega 3 es el aceite de chía, que aporta otro tipo de ácido graso pero el problema es que se oxida inmediatamente al tener contacto con el oxígeno.

Recuperación

De acuerdo a las investigaciones, administrar a los pacientes que han sufrido un ataque cardíaco una dosis elevada de Omega 3, todos los días durante seis meses, logra una mejora en la función del corazón y reduce las cicatrices en el músculo cardíaco.

Después de un ataque al corazón tanto su forma como su función se ven alteradas y ello se relaciona con peores resultados para los pacientes, además de que puede conducir a la insuficiencia cardíaca. Desgraciadamente, las terapias que pueden mejorar la curación del corazón o prevenir esta situación siguen siendo escasas.

Los investigadores encontraron que en comparación con los que recibieron placebos, estos pacientes tratados con altas dosis de Omega 3 experimentaban una reducción del 5,8 por ciento en el índice de volumen sistólico final del ventrículo izquierdo, un marcador clínico que puede predecir la progresión del paciente después de un ataque al corazón, y tenían una reducción del 5,6 por ciento en la formación de la cicatriz del tejido conjuntivo (fibrosis) del músculo no dañado.

Tratamientos y prevención

La insuficiencia cardiaca sigue siendo un problema importante después de un ataque al corazón a pesar las terapias actuales, así lo reconocen los especialistas, pero la buena noticia es el buen resultado que está arrojando el tratamiento con ácidos grasos Omega 3. Ya que se presenta como el más efectivo y seguro en la mejora de la remodelación cardiaca.

Los investigadores creen que estos resultados sugieren que el Omega 3 permite que el corazón se contraiga mejor y también reduce la fibrosis en la región que no está dañada. Además observaron una disminución en los biomarcadores de la inflamación, confirmando lo que otros trabajos ya sostenían sobre que los ácidos grasos Omega 3 tienen además propiedades antiinflamatorias.

Todos debemos aumentar el aporte de ácidos grasos omega 3 en nuestro organismo por sus múltiples propiedades, y una buena decisión es optar por los suplementos, como es el Aceite de Pescado  en cápsulas de gelatina blanda, libres de contaminantes por un proceso de purificación,  se contribuye  así con la dosis necesaria reduciendo el riesgo de toxicidad. Es una buena opción para quienes no acostumbran a consumir pescados “azules”.

Fuente: revistaohlala.com

Los comentarios están cerrados.