fbpx

¿Qué actividad física se recomienda para cada edad?

Según la OMS para cada etapa de la vida existe un ejercicio adecuado a su rendimiento y a lo que el organismo requiere. Las recomendaciones preservan la calidad de vida y previenen las enfermedades no transmisibles.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) elaboró una serie de recomendaciones mundiales sobre la práctica de actividad física para cada etapa de la vida, con el objetivo general de proporcionar orientación y prevención de las Enfermedades No Transmisibles (ENT).

Las ENT, también conocidas como enfermedades crónicas, son de larga duración y por lo general evolucionan lentamente. Los cuatro tipos principales de enfermedades no transmisibles son las cardiovasculares (como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares), el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas (como la pulmonar obstructiva crónica y el asma) y la diabetes.

Las recomendaciones del Organismo distinguen tres grupos: de 5 a 17, de 18 a 64 y más de 65 años de edad. En el documento elaborado por la OMS puede encontrarse la información completa y detallada. Pero podemos señalar algunos consejos para tener en cuenta siempre en actividades consistentes en juegos, deportes, desplazamientos (paseos a pie o bicicleta), recreativas, educación física o ejercicios programados. Todos en el contexto de la familia, la escuela o las actividades comunitarias.

Jóvenes (5 A 17 AÑOS)

Objetivo: mejorar las funciones cardiorrespiratorias y musculares, la salud ósea y reducir el riesgo de ENT en los niños.

  • Mínimo 60 minutos diarios en actividades físicas de intensidad moderada a vigorosa.
  • En su mayor parte aeróbica.
  • Mínimo 3 veces por semana.

Adultos (18 A 64 AÑOS)

Objetivo: mejorar las funciones cardiorrespiratorias, musculares, la salud ósea, y reducir el riesgo de ENT y depresión.

  • Mínimo de 150 minutos semanales de actividad aeróbica moderada, o bien 75 minutos de aeróbica vigorosa. O una combinación equivalente de ambas.
  • Sesiones de 10 minutos como mínimo.
  • Realizar actividades de fortalecimiento de los grandes grupos musculares dos veces por semana.

Adultos mayores (65 AÑOS EN ADELANTE)

Objetivo: Con el fin de mejorar las funciones cardiorrespiratorias y musculares, la salud ósea y funcional, y reducir el riesgo de ENT, depresión y deterioro cognitivo.

  • La dedicación semanal es igual que para el grupo anterior con sesiones mínimas también de 10 minutos.
  • Los adultos que tengan movilidad reducida deberán realizar actividades físicas dentro de sus posibilidades con el fin de mejorar su equilibrio e impedir las caídas, tres días o más a la semana.

Una alimentación saludable y la incorporación de suplementos naturales como el magnesio pueden potenciar los esfuerzos físicos. Este mineral es un constituyente normal de huesos y dientes, y participa fundamentalmente en todos los procesos metabólicos de transformación de los alimentos en energía.

Fuente: who.intd (sitio oficial de la OMS)

Los comentarios están cerrados.