fbpx >

Propóleo, el tesoro medicinal de las abejas

Se trata de un producto ciento por ciento natural, que contribuye a la salud del organismo de múltiples maneras. ¡Descubrílas!

La colmena es uno de los territorios más generosos del planeta. No sólo por la miel que brindan las abejas sino por la cantidad de productos que ofrece como polen, propóleos, jalea real y cera.

Las abejas fabrican el propóleo a partir de yemas de árboles, arbustos y otros vegetales, y lo utilizan para recubrir las paredes de la colmena para mantenerla libre de bacterias, hongos y otros invasores. En las zonas frías, las abejas lo emplean para reducir el tamaño de la entrada en la boca de la colmena.

El propóleo ya era conocido por Aristóteles, quien lo consideraba un buen remedio para las infecciones de la piel, llagas y supuraciones. Los incas lo usaban para aliviar infecciones febriles; los franceses del siglo XVIII lo aprovechaban en la curación de llagas, y durante la guerra de los boers, en África del Sur alrededor de 1900, se utilizó ampliamente en el tratamiento de heridas infectadas y como sustancia cicatrizante.

¿Qué es?

Se trata de una sustancia resinosa, balsámica, de color variable entre amarillo y castaño oscuro, que depende de su origen botánico. Tiene un sabor acre, frecuentemente amargo, y un olor agradable y dulce. Cuando se quema, exhala una fragancia de resinas aromáticas.

La cantidad promedio que puede producir una colmena al año depende de la especie de la abeja y suele estar entre los 150 y 300 gramos.

Las colmenas situadas en bosques o cerca de ríos donde hay árboles, contienen más cantidad de propóleo que las situadas en zonas llanas. Las abejas fabrican la sustancia durante todo el año, pero es al final del verano y durante el otoño cuando hay mayor producción.

Propiedades

Entre las grandes propiedades del propóleo se debe destacar su contenido de provitamina A y vitaminas del complejo B, en especial la vitamina B3, además de una gran cantidad de aminoácidos y minerales. Y respecto a sus beneficios medicinales son significativas las propiedades antibióticas (bactericida y fungicida), antivirales e inhiben el desarrollo de células cancerosas. Además es un extraordinario cicatrizante y antiinflamatorio, además de analgésico y antialérgico. Se le conocen también cualidades epitelizantes, anestésicas e inmunoestimulantes.

Recomendaciones

El propóleo es un producto natural, pero quienes son alérgicos a las abejas deben tener cuidado con este tipo de productos que deberán ser consumidos con precaución y siempre tras consulta previa con su médico de cabecera.

Existen líneas exclusivas que contienen propóleo, y que son muy recomendadas para tratamientos comunes. Entre ellas podés encontrar los caramelos de propóleo, una buena opción para mantener a raya a las afecciones típicas del invierno.

Fuente: salud180.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *