fbpx

Mantener el corazón sano asegura una mente adulta sana

Una investigación avalada por la Asociación Americana del Corazón argumenta la importancia de mantener la buena salud para reducir los riesgos cognitivos a través de la prevención de afecciones cardiovasculares.

Tener el corazón saludable durante la edad adulta inicial puede aumentar la posibilidad de permanecer mentalmente agudo en la mediana edad, esta es la conclusión de un nuevo estudio que arroja resultados después de 25 años de trabajo.

En esta investigación, las personas que tenían la presión arterial, el azúcar en la sangre y los niveles de colesterol ligeramente superiores a las directrices recomendadas por la Asociación Americana del Corazón, obtuvieron calificaciones más bajas en las pruebas de la función cognitiva cuando tuvieron entre 40 y 50 años.

Se trata de uno de los primeros estudios integrales de largo plazo que busca los efectos de factores de riesgo claves de la enfermedad cardíaca y el accidente cerebrovascular para la función cognitiva en este grupo de edad. Investigaciones anteriores mostraron efectos similares de la salud cardiovascular en la mediana edad y en la edad avanzada en la capacidad intelectual en la vejez.

En el análisis se midió la presión arterial, los niveles de azúcar en sangre en ayuno y el colesterol de los participantes cada dos a cinco años y se analizó la salud cardiovascular acumulativa de cada persona mayor de 25 años.

La presión arterial elevada, la glucemia y el colesterol son los tres principales factores de riesgo para la aterosclerosis, un lento estrechamiento de las arterias causado por la acumulación de placa en las paredes de las arterias que van al cerebro y el corazón y que es la explicación más probable de la relación entre la salud cardiovascular y la función cognitiva.
Según los investigadores, este estudio ofrece esperanza sobre la posibilidad de actuar sobre los riesgos de la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia, haciendo hincapié en la importancia de controlar los factores de riesgo entre los jóvenes.

Existe la posibilidad de reforzar las medidas de prevención de estas afecciones, a través de suplementos como el Omega 3, el ajo y la Lecitina de soja, tradicionalmente utilizados para ayudar a controlar la presión arterial y reducir el colesterol.

Fuentes: medicosconsultores.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *